5 Comments

  1. ¡Qué preciosidad! Cuando yo iba al monte en mi otra vida, esas eran de las flores que más me fascinaban. Claveles silvestres, con un aroma que pocas flores tienen. es curioso que los claveles de cultivo nunca me han olido a nada, pero los silvestres tienen uno de los aromas más delicados que nunca he olido.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. No conozco los claveles silvestres, y me quedé con ganas de disfrutar de su olor. Por desgracia, estas son cultivadas y no huelen mucho, pero sabiendo lo que me dices, cuando vea un clavel silvestre, lo tendré muy en cuenta. Muchas gracias, Rosa. Un beso grande.

    Me gusta

  3. No por ser tan sencillas , no dejan de tener algunas, un nombre muy especial.
    Entre todos , me que quedo con “ la flor del poeta “.
    Me agrada mucho volver a ver un trabajo tuyo. Me imagino el porqué.
    Recibe un saludo,amiga.

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola, Miguel, me alegro de volver a leerte. Espero que tú y los tuyos se encuentran en buena salud y que el covid no les haya afectado. Deseo también que hayas podido sobrellevar bien el confinamiento sin perder el ánimo. Muchísimas gracias por tu saludo; te envío un abrazo ‘virtual’ muy fuerte.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s